SERVICIO DE PAREJAS GUIA | FOTOS DE LAS PAREJAS GUIAS | DOCUMENTOS | ENLACES | PREPARACIÓN DE CONCUBINOS | LISTADO DE PAREJAS GUÍA | Año 2003 | EL SER Y LA MISIÓN DE LA IGLESIA | AMOR, VOCACION DEL HOMBRE | SACRAMENTO DEL MATRIMONIO | DIALOGO FAMILIAR | LA SEXUALIDAD
DIALOGO FAMILIAR
 
Imagen
Este tema por si solo es recomendable, y lo solemos usar, para charlas dirigidas a parejas de matrimonio sacramentado o de hecho.
ORACIÓN INICIAL:
¡Oh Dios, Padre nuestro, que tu gracia y tu Espíritu nos ayuden a descubrir que por tu gran amor nos creaste y nos diste esta tierra para el bien de la familia!.

EL DIÁLOGO FAMILIAR

LA CADENA DE LOS HECHOS

El marido está fuera de la casa casi todo el día y a veces varios días seguidos. Ella, acaparada y perdida entre el cuidado de los hijos y los trabajos de la casa. Los horarios casi no coinciden para la hora del almuerzo, los fines de semana cada uno perdido en sus actividades sociales o deportivas... y van pasando el tiempo.
Y se renuncia a la conversación amistosa e intima con el pretexto de que "no tenemos tiempo". Pasan los días, los meses y los años. Los esposos se miran de reojo, huyen cuando deben tratar ciertos asuntos de interés.

Y surgen mal entendidos, desconfianzas, prejuicios. Y viene la tentación típica, "Para no chocar, sería mejor no hablar de ese tema". Ahí se cae en el aislamiento, cada uno perdido en sus preocupaciones, ya no se comparte nada entre marido y mujer.

Lo característico de este estado psicológico es la "zona de silencio". No es silencio absoluto. Aún se habla de una forma muy superficial y en lo general por ej. Se habla de los niños, del colegio de los vecinos... mientras ciertos temas más íntimo de la pareja ya no se hablan. Hay cierto miedo de aparecer tal como se es, y decir las cosas tal como se sienten. Se prefiere no hablar de ciertos temas y se va formando una grieta que va socavando el edificio conyugal.

Y aparece el aburrimiento y la rutina. El hogar se vulgariza y se enfría, y los hijos son los primeros en experimentar los funestos efectos de esta muralla vergonzosa e infranqueable.
He aquí el drama íntimo de infinidad de matrimonios. Aparentan una pareja normal y sin problemas, pero ellos saben que ya son dos islas solitarias e incomunicadas aunque para los demás quieran aparentar, ellos saben que, hace tiempo que ya están separados espiritualmente, y es lo que llamamos "Divorcio espiritual".

Por todo esto ES NECESARIO DIALOGAR;

Porque hablando se entiende la gente, y marido y mujer no puede ser una excepción.
Porque es el único camino para lograr la armonía mental y afectiva.
Porque facilita el mutuo conocimiento, condición indispensable para la comprensión y compenetración mutua.
Porque es la única forma de uno participe en la vida del otro.
Porque es indispensable para ponerse de acuerdo en los objetivos y en los proyectos de cada cónyuge para el bien de la familia.
Porque de otro modo en imposible ponerse de acuerdo en la educación de los hijos.
Porque es el primer paso para la confianza mutua.
Porque en no hacerlo, hay peligro de buscar el diálogo fuera del matrimonio.

QUE ES EL DIÁLOGO?

Dialogar es hablar con el otro, es cambiar impresiones y sentimientos con la pareja.
Dialogar es lo contrario a hablar solo, plaguearse.
Dialogar es hablar y comprenderse, es intercambios de ideas.

CONDICIONES PARA UN BUEN DIÁLOGO

1. SABER ESCUCHAR: es estar pendiente del que habla, interpretar bien sus palabras.
2. SABER COMUNICARSE: es el paso decisivo que deberán dar los cónyuges, porque existe hogares donde solo hay riñas y gritos. Pero son peores los hogares donde solo hay silencio, un silencio que huela a entierro o funeral. Y la comparación es terriblemente exacta, pues, "ALGO HA MUERTO" en esos dos seres, y algo muy importante: EL AMOR.
Para evitar el silencio o la falta de comunicación, será preciso perfeccionarse desde los primeros años de casado en el arte del diálogo.
3. SABER ESPERAR: Cuando el diálogo se inicia con suavidad, con alegría, surge enseguida una tentación: la de agotar todos los temas y solucionar todos los problemas. Se trata de una tentación y hay que rechazarla, teniendo en cuenta que el diálogo es un arte difícil, y ningún arte difícil se aprende de la noche a la mañana. Cuando el otro no se abre, la técnica aconseja no a la violencia, sino al tacto, puede ser que no se disida abriese:
Por falta de costumbre
Porque no sabe como comenzar y han fracasado en su primera tentativa
Porque no encuentra ambiente favorable (radio, tele, niños, etc.)
Porque tiene la impresión de que no se le comprende.
Porque su orgullo no le permite a que le digan sus defectos
Por capricho
4. SABER BUSCAR LA OCACIÓN: hay temas que no convienen tratar en cualquier momento ni en cualquier forma. La palabra cariñosa. Las caricias. El beso delicado cae siempre muy bien. A uno le resulta más cómodo dialogar paseando en la paz del atardecer, o en la quietud el hogar, cuando los niños se fueron a acostar. Nunca querer abordar un tema o un problema cuando hay nervios, es mejor esperar el momento adecuado.

LOS OBSTÁCULOS PARA EL DIÁLOGO

1. EL BULLICIO: si alrededor se oye más que gritos, habrá que comenzar por imponer silencio; apagar la tele, la radio, esperar que los niños duerman y la empleada deje de preguntar algo a la señora
2. LAS FALSAS INTERPRETACIONES: a pesar de estar casado muchos años, siempre hay la posibilidad de no entender o comprender el pensamiento o las ideas de la otra persona, de ahí viene las falsas interpretaciones. Los malentendidos, lejos de significar una renuncia al diálogo, ofrece la ocasión de ajustar más nuestras antenas y sintonizar mejor nuestros gustos. Por eso es necesario hablar con claridad y exponer los sentimientos de tal forma que sean comprendidos y entendidos. Y que la otra parte también ponga toda su atención.
3. EVADIRSE DEL PROBLEMA: poner punto final a cada discusión con un besito, es la tentación frecuente, y no es en realidad más que "salirse por la tangente". Las discusiones o los disgustos piden una respuesta, no un besito. Hoy puede ser una cosa pequeña, pero si se suma un poquito hoy, otro poquito mañana, y así se va sumando, y con evadirse no se soluciona nada. Encontrase marido y mujer cuesta bastante... quien más, quien menos, lo ha intentado con buena voluntad y por haberse llevado por la irritación y el enojo ha preferido cortar, abandonando una práctica que podría ser la solución a todos sus problemas.

ALGUNAS CAUSAS QUE DIFICULTAN EL DIÁLOGO

EL ORGULLO: sobre todo del hombre, que se cree superior a la mujer.
EL INDIVIDUALISMO: es la tendencia a prescindir del otro.
EL AMOR PROPIO: es el miedo de que el otro no sepa interpretar y comprender.
LA FALTA DE HUMILDAD: no admitir las propias equivocaciones.
EL EGOISMO: la tendencia de buscar cada uno su propio bien y felicidad.
LA FALTA DE CONFIAZA: a causa de una educación excesivamente severa, insinceridad y timidez.
LA COBARDÍA: o miedo de saber a fondo o dar a saber cosas que, al salir a luz irremediablemente obligarán a hacer determinados esfuerzos de mejoramiento personal.
EL TEMPERAMENTO: mal genio, brusquedad, nervios, malhumor, pesimismo.

FRUTOS DE DIÁLOGO

Los frutos del diálogo entre marido y mujer son maravillosos. Son verdaderos estímulos para luchar y superar las dificultades de cualquier género que sean.

1. MÁS CONOCIMIENTO DEL OTRO y por tanto más amor.
2. AUMENTO PROGRESIVO DE INTIMIDAD y confianza mutua.
3. SER CONFIDENTE EL UNO DEL OTRO cerrando las puertas a terceras personas.
4. MÁS POSIBILIDAD DE AYUDA MUTUA.
5. SABERSE Y SENTIRSE MUCHO MÁS CERCA UNO DEL OTRO.
6. FELICIDAD Y PAZ al comprender y saberse comprendido.
7. CRECER MUTAMENTE EN AMISTAD CONYUGAL.
8. MÁS EQUILIBRIO Y MADUREZ PERSONAL.
9. ACOSTUMBRARSE A NO TOMAR DECISIONES LIGERAS Y A SOLAS.
10. VIVIR HORAS DE INTIMIDAD que templan el espíritu.
11. APRENDER A OIR LOS DEFECTOS PROPIOS CON SERENIDAD.
12. SABER DECIR AL OTRO SUS DEFECTOS con delicadeza
13. MÁS FACILIDAD PARA LA ORACIÓN CONYUGAL Y FAMILIAR.
14. MÁS CONSCIENCIA DEL SACRAMENTO Y DE SUS GRACIAS.
15. MÁS GARANTÍA DE UNA SANTIDAD PROPIA Y MATRIMONIAL.
16. LA PRESENCIA DE JESÚS EN MEDIO DE LOS DOS Y DEL HOGAR.
17. EJEMPLO ADMIRABLE PARA LOS HIJOS.


SUGERENCIAS

Sería en vano pretender ofrecer un método único y universal. Tantas parejas, otras tantas manera de ser, encontrarse y dialogar.

TRES COSAS IMPORTANTES:

1. Nunca arrepentirse el otro de haber hecho una confidencia, sea cual fuere.
2. No callarse nunca nada a título de una caridad mal entendida.
3. Abrirse pronto y diariamente para el diálogo, no dejar las cosas para más adelante.

ALGUNOS CONSEJOS

No hablar cuando uno de los dos está con nervios
Saber escuchar cuando el otro habla.
Nunca acusar al otro, sino que expresa tus sentimientos.
Saber escuchar, comprender, perdonar, ayudar y consolar.
Nunca hablar mal de los familiares del cónyuge, esto lo puede herir muy mal.
Cuidar siempre el tono de la voz, no gritar.
Desear sinceramente el bien de cónyuge.

ORACIÓN FINAL
un servicio ofrecido por Hispavista.com