SERVICIO DE PAREJAS GUIA | FOTOS DE LAS PAREJAS GUIAS | DOCUMENTOS | ENLACES | PREPARACIÓN DE CONCUBINOS | LISTADO DE PAREJAS GUÍA | Año 2003 | EL SER Y LA MISIÓN DE LA IGLESIA | AMOR, VOCACION DEL HOMBRE | SACRAMENTO DEL MATRIMONIO | DIALOGO FAMILIAR | LA SEXUALIDAD
EL SER Y LA MISIÓN DE LA IGLESIA
 
Imagen
ORACIÓN INICIAL:
¡Oh Dios, Padre nuestro, que tu gracia y tu Espíritu nos ayuden a descubrir que por tu gran amor nos creaste y nos diste esta tierra para el bien de la familia!.

EL SER Y LA MISIÓN DE LA IGLESIA

¿QUE ES LA IGLESIA?

La Iglesia es el aspecto visible, aquí en la tierra, de la Santísima Trinidad. El Padre envía a su Hijo para la salvación universal y al Espíritu Santo para darnos vida, la vida eterna. La Iglesia representa todo esto.

Dios llega al pueblo, a todos los hombres y mujeres, sin importar la raza o la clase social o política. Para entrar a formar parte de la iglesia es necesario el Bautismo.

El apóstol Pablo compara a la Iglesia con el cuerpo humano, en donde la cabeza es el Hijo Único Jesucristo, por eso se dice que Cristo es la cabeza de la Iglesia. Todos los cristianos somos parte de ese cuerpo, de la Iglesia.

El que da Vida a ese cuerpo es el Espíritu Santo que nos une al El Hijo, Cristo Jesús para "Que todos sean uno como Tú, Padre, estás en Mi y Yo en Ti. Sean también uno en nosotros; así el mundo creerá que Tu me has enviado" (Juan 17. 21)

Nuestra Iglesia es Santa, Católica, Apostólica y Romana.

SANTA: Porque es de Dios y para Dios. (Santo = Perfecto y libre de todo pecado). Por eso todos los miembros de la Iglesia están llamados a la Santidad.

CATÓLICA: Decir católica es decir universal, o sea se predica la FE a todos los hombres y mujeres, sin distinción, cualquiera sea su raza, nación o clase social. Los cristianos tenemos de que pertenecemos a una gran comunidad, que ni el tiempo ni el espacio puede limitar.

APOSTÓLICA: Apóstol quiere decir enviado o mensajero. El Padre envió a su hijo Cristo Jesús como salvador del mundo. A su vez, Jesucristo ordenó a sus enviados o Apóstoles a que completaran la Obra Salvadora que Él inició: Predicar el Evangelio a todos lo pueblos con el poder del Espíritu Santo. A su vez la Iglesia recibió el encargo de continuar con la Obra Salvadora: LIBERAR AL SER HUMANO DE TODO LO QUE LE CAUSA DOLOR E IMPIDE SU FELICIDAD.

ROMANA: Porque tiene su sede central en Roma. El Vaticano, Italia.

ORIGEN Y EVOLUCIÓN

Desde sus orígenes hasta la actualidad, la Iglesia que hoy conocemos ha tenido una amplia evolución. Desde pequeñas comunidades de creyentes en Cristo Jesús a la de una gran Institución social y bien organizada y estructurada guiada por el Espíritu Santo vivificador. (mejorar o suprimir este punto)

¿QUIÉNES SON LOS MIEMBROS DE LA IGLESIA?.

TODOS LOS BAUTIZADOS SON IGLESIA: Los que hemos recibido la Gracia de creer en Cristo y estamos bautizados somos Iglesia de Dios. Por la tarea que realizan los fieles de la Iglesia, se pueden distinguir a: Los que recibieron el Orden Sagrado y los Laicos, porque el Espíritu Santo derrama sobre todos los cristianos en el Sacramento de Bautismo diferentes estados de vida y de servicio.

LAICOS: Quiere decir los que no han recibido Ordenes Sagradas ni religiosas. Laicos entonces son los fieles cristianos que por estar incorporados a Cristo por el Bautismo ejercen la misión de la Iglesia en el mundo.
Los Laicos son los principales protagonistas de la misión de la Iglesia, por lo que la función del Laico en este campo es importantisima, insustituible.
La actividad evangelizadora del Laico engloba lo Social, lo Económico, lo Político, la Cultura, el Arte, los Medios de Comunicación, la Familia, la Escuela, en el Trabajo, etc.
El laico según su propia condición debe dar testimonio de Cristo, es decir el Laico debe ser testigo de Cristo en los círculos donde se mueve, donde convive. Por eso la Biblia no habla de que tenemos que ser: Sal y Luz en la sociedad. "No podemos servir para todo, pero todos podemos servir para algo"
Ya desde los primeros tiempos del cristianismo, algunos cristianos colaboraron con los Apóstoles en hacer conocer el Evangelio. Hoy, los Laicos colaboran en la liturgia, en la catequesis o en las Instituciones católicas.

LOS OBISPOS, PRESBÍTEROS Y DIÁCONOS

Aunque Jesús predicó a todo el pueblo, desde el principio llamó a los 12 apóstoles para que le siguiera más de cerca, haciéndoles participar de un modo especial en su Misión. Este servicio de una vocación especial y que inicialmente hacían los apóstoles continúa hoy a cargo de los Ministerios Ordenados (Obispos, Presbíteros y Diáconos), ellos actúan y prestan servicios "en la persona de Cristo" que es la cabeza de la Iglesia.

LOS OBISPOS: son los Pastores de la Iglesia, elegidos para dirigir y servir a todos nosotros, con la predicación de la Palabra y la celebración de los Sacramentos. A cada Obispo se le encarga una porción de la Iglesia que se llama Diócesis. Cada Diócesis, esta formada por las distintas Parroquias. El Obispo de Roma es el Papa.
El Papa es el sucesor de Pedro, es la "roca" en que se apoya la Iglesia y asistido por el Espíritu Santo ejerce su autoridad pastoral sobre toda ella.

LOS PRESBÍTEROS: Son los Sacerdotes que cumplen su ministerio en las Parroquias. Son los colaboradores de los Obispos.

LOS DIÁCONOS: Son ordenados para colaborar con los Sacerdotes y los Obispos, en la liturgia, en la predicación de la Palabra de Dios y atendiendo a las necesidades de las comunidades. Pueden suministrar todos los Sacramentos a excepción de la Confesión.

LOS RELIGIOSOS: Todos los Cristianos estamos consagrados a Dios, pero los Religiosos son los consagrados enteramente a Dios, es decir, asumen el compromiso de seguir mas de cerca a Jesucristo y llevan a la práctica los tres consejos evangélicos: Castidad, Pobreza y Obediencia.

LA MISIÓN O TAREA DE LA IGLESIA

Ahora que sabemos quienes forman parte de la Iglesia, veamos cual es la Misión de ella:
LA MISIÓN FUNDAMENTAL, PROPIA, ESPECIFICA Y PRIMERA DE LA IGLESIA ES LA EVANGELIZACIÓN, PREDICAR A CRISTO.

¡TODOS NOSOTROS TENEMOS NUESTRO LUGAR Y NUESTRA TAREA EN LA EVANGELIZACIÓN!

La Iglesia anuncia a los no creyentes el mensaje de la salvación y a los creyentes se le debe predicar de continuo la fe y la penitencia, prepararlos además para los Sacramentos, enseñarles a cumplir todo cuanto pidió Cristo y moverlos a todas obras de caridad, de piedad y de apostolado.
El Laico, todos nosotros, debemos participar activamente en esta Misión. Cada persona es singular, es especial, para llevar la evangelización. Don Julián lo hace de una forma, Doña Juana de otra, cada uno de los Cristianos tenemos una misión específica, propia, en el hogar, en el trabajo, el agricultor en su misma actividad, el Doctor en el hospital o sanatorio.
Dejar de ser meros observadores criticones. Criticamos las falencias de la Iglesia, por ejemplo, que no hay coro o que el coro canta mal, que el lector lee mal, que la Iglesia está sucia, que faltan flores, etc. Asumamos nuestro papel, para criticar somos los primeros, ¡y si nosotros podemos hacerlo mejor, porque no lo hacemos!. Sumemos, aportemos nuestra disponibilidad en el cumplimiento de NUESTRA MISIÓN de iglesia QUE NOS PERTENECE. "SER MIEMBRO VIVO Y ACTIVO DE LA IGLESIA DE CRISTO"

LOS MOVIMIENTOS APOSTÓLICOS

Hay mucho movimientos Cristianos que necesitan de tu participación. Podemos citar los siguientes: Los Franciscanos, Legión de María, Evangelización 2000, Renovación Carismática, Movimiento Familiar Cristiano (MFC), Movimiento de Cursillo de Cristiandad (MCC), Pastoral Familiar (Parejas Guías), diferentes coros, como Catequistas, etc. Para mayor información, recurrir a la secretaría de la Parroquia.

¿CÓMO SE SOSTIENE ECONÓMICAMENTE LA IGLESIA?

El Laico no solamente es miembro de la Iglesia en el campo espiritual. También somos miembros en el campo económico, en el sostenimiento de la Iglesia y en su crecimiento, Y COMO SE VA A SOSTENER, A CRECER Y A OFRECER COMODIDADES SI MUCHO DE NOSOTROS, PUDIENDO DAR MUCHO MÁS, DAMOS APENAS CIEN (CIEN) GUARANIES en la ofrenda cuando vamos a Misa. ¿De donde conseguir mantener limpio, reparado, pintado el local de la Iglesia, pagar la energía eléctrica, teléfono, agua, movilidad, etc.?. Y para la ayuda a los muchos necesitados que se acercan a la Parroquia?. Los fondos que las Parroquias reciben por los Sacramentos son pequeños, no alcanzan. Además NUNCA SE NIEGAN LOS SACRAMENTOS PORQUE NO SE DISPONE DE DINERO.
Se suela escuchar: "Paí i plata hetá", ¿será?. Basta acercarnos a ellos para ver que eso no es verdad. Muchos dicen: "Yo practico mi cristianismo a mi manera, en casa, con mi familia, no necesito ir a la Iglesia". A los que piensan así es necesario recordarles que: FUERA DE LA IGLESIA Y SIN SER IGLESIA, NO HAY SALVACIÓN.
¿Cómo podríamos salvarnos sin los Sacramentos que se dan en la Iglesia?. Y PARA TENER DERECHO A ESOS SACRAMENTOS, por ejemplo al Bautismo, a la Confirmación, al Matrimonio, la unción de los enfermos, es NECESARIO SER MIEMBRO DE LA IGLESIA. Porque la Iglesia no debe ser considerada un supermercado, donde cada uno va cuando necesita comprar algo y nada más. NO DEBE SER ASÍ.
Como ya vimos, con el Bautismo nos incorporamos y ya pertenecemos a Cristo y a su Iglesia. Pero para permanecer activo COMO MIEMBROS DE CRISTO y en su IGLESIA, debemos PARTICIPAR en la Comunidad Cristiana y en el sostenimiento económico, siendo generosos con nuestras ofrendas y contribuciones. "Den y se les dará; recibirán una medida bien llena, apretada y rebosante; porque con la medida que ustedes midan, serán medidos". S. Lucas 6, 38.

CARTAS DEL OBISPO

Nº 2 LA IGLESIA QUE QUEREMOS EDIFICAR

Para mí, y creo que debe ser para todos, es fundamental tener una visión clara de la IGLESIA QUE TENEMOS QUE EDIFICAR y construir entre todos, donde tenga su lugar, su tarea su misión y su responsabilidad, cada uno de nosotros, así como nuestras organizaciones y movimientos. Allí debe ser evidente nuestra pertenencia a la Iglesia, para poder decir con propiedad: SOY DE LA IGLESIA, SOY IGLESIA y... la Iglesia, su misión y su tarea y responsabilidades también me pertenecen.

Nº 3

De la consideración de la Iglesia que nos presenta el Vaticano II se desprende que la Iglesia de Cristo, entre otras cosas, en primer lugar es una Comunidad, la comunidad de los hijos de Dios.
Debemos entender esto en la línea y en el espíritu de Hechos de los Apóstoles 2: 44-47 y 4: 32-35, lo mismo que de la Primera Carta a los Corintios 12: 4-11 y sobre todo 12: 12-31.
Esto quiere decir que todos los Cristianos para ser realmente tal, para ser de Cristo tiene que ser: MIEMBRO DE LA IGLESIA, es decir solidariamente responsable con todos los Cristianos.
Allí cada uno tiene su lugar, su espacio, su tarea, su misión. Y de acuerdo al servicio que realiza y a la responsabilidad que se le confía en la comunidad y para la comunidad ocupa un lugar más destacado y de mayor exigencia.

LOS SIGNOS DE PERTENENCIA

A) PARTICIPACIÓN en la vida de la Comunidad Cristiana:

1 En la Celebración Dominical

2 En las Organizaciones

3 En las Actividades y Servicios que organiza y ofrece la Comunidad Cristiana.

B) PARTICIPACIÓN en el sostenimiento económico de la acción, vida servicios y servidores de la Iglesia.

Por eso de aquí en adelante, solo vamos a considerar MIEMBROS y por tanto con DERECHO a estos servicios muy importante de la Iglesia a los que tengan estos signos, estas son marcas.
Naturalmente habrá Catecismo, Cursillos y preparación para los Sacramentos, organizados por la Parroquia, por la Comunidad Cristiana, pero hay que saber que estos son condiciones necesarias y muy importantes para la recepción de los Sacramentos, pero no dan Derecho, pues, EL DERECHO SE GANA CON LA PARTICIPACIÓN tal como se ha dicho.

ORACIÓN FINAL
un servicio ofrecido por Hispavista.com